El Juzgado de Primera Instancia Nº3 de Oviedo declara usurario el interés de un contrato de tarjeta de crédito, formalizado hace 18 años, superior al 25% así como abusivos el resto de intereses y comisiones incluidos en el contrato, debido a lo elevado de los mismos y lo ilegible del contrato.

La Sentencia recoge que la declaración de nulidad de estas comisiones supone la nulidad del contrato, por lo que el demandante únicamente estará obligado a abonar el dinero del que hubiese dispuesto, y en caso de que lo ya pagado exceda de lo dispuesto, el Banco habrá de restituir el exceso con intereses. Imponiendo igualmente al banco todas las costas del juicio.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está aceptando dichas cookies y nuestra política de cookies, para saber más pulse aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: