Rudolf Mosse (1843–1920) fue un coleccionista de los más influentes en la escena cultural alemana de su tiempo. Editó el periódico «Berliner Tageblatts» y, a través de sus multimillonarias compras reunió una colección enciclopédica jamás expuesta en su totalidad.

Cuando falleció en 1920, su hija Felicia Lachmann-Mosse y su yerno, heredaron una colección compuesta por miles de obras.
En 1933 se vieron obligados a abandonarlas en manos de los nazis, comenta José Luis Cuervo, a cambio de pasaportes con visado para viajar a Latinoamérica. Años después, la familia quiso que se les restituyeran las obras, pero sus limitaciones económicas no se lo permitieron.

Ha sido necesaria una investigación de dos años de duración y con presupuesto público de 500.000 euros, para que los herederos de Mosse hayan podido comenzar a reconstruir la herencia familiar.

Ce site web utilise des cookies. Si vous continuez de naviguer vous acceptez lesdits cookies et notre politique de cookies, pour savoir plus pressez ici

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
%d blogueurs aiment cette page :